Mireia Belmonte cierra el Mundial con una plata de mérito en los 400 estilos

Excelente octava y última sesión de finales de los Campeonatos Mundiales de Natación que se han venido disputando en Budapest, y en la que se han superado un total de dos récords mundiales y cuatro de los Campeonatos

Belmonte celebra la plata en el 400 estilos | EFE

Belmonte celebra la plata en el 400 estilos | EFE

Digamos, antes de nada, que para España, la sesión de la mañana ha traído un nuevo cara y cruz, como ya viene siendo habitual, aunque más de lo segundo que de lo primero. La cruz, en este caso, ha sido para Joan-Lluís Pons, que en los 400 metros estilos estuvo lejos de su mejor marca personal, 4,13″55 de los Juegos de Rio-2016, en los que fue finalista, yéndose hasta unos discretos 4,16″27 (57″52, 1,05″65, 1,12″90 y 1,00″20), siguiendo la discreta tónica de sus tres compañeros en estos Mundiales, que no pasaran con buen recuerdo, pese a las tres medallas de Mireia Belmonte, a la historia de la natación española.

La cara, como casi siempre, para Mireia, que se ha clasificado para la final de 400 metros estilos con el segundo mejor tiempo, 4,35″29, solo por detrás de Katinka Hosszu, 4,33″90. Por la tarde, en la final, la española no pudo hacer nada contra la nadadora local que, llevada en volandas por gran parte del público, húngaro naturalmente, que llenaba la piscina, consiguió el doblete en “su” dominio, los estilos, al imponerse desde los primeros metros con un excelente registro de 4,29″33, inasequible a cualquiera de sus rivales (1,01″16, 2,08″74 y 3,27″01).

Mireia, por su parte, ganó su tercera medalla, de plata, al final de un duelo con tres de sus rivales, después de ser segunda tras el tramo de mariposa, 1,02″14, pasando al tercero al final del tramo de espalda, 2,12″77 por los 2,11″44 de la japonesa Yui Ohashi, e incluso al cuarto en el de braza, 3,31″26, aventajada por la canadiense Sydney Pickrem, 3,30″23, y Ohashi, 3,30″90. Aquí salió a relucir la capacidad de sufrimiento de Mireia, que con un magnífico final del tramo de crol, 1,00″89, cazó, primero a la japonesa, finalmente cuarta con 4,34″50, y, ya en los metros finales, a la canadiense, tercera con 4,32″88, por los 4,32″17 de Mireia.

Del resto de pruebas, destaquemos los dos récords mundiales. El primero para la norteamericana Lilly King al imponerse en los 50 metros braza con unos magníficos 29″40, superando los 29″48 de la lituana Ruta Meilutyte (hoy cuarta con 30″20, demostrando que le va a ser difícil, por no decir imposible, recuperar su forma de los 15-16 años), mientras la rusa Yuliya Efimova ha sido segunda, 29″57, con la otra norteamericana, Katie Meili, tercera bajando también, aunque ajustadamente, de los 30″, con 29″99. El otro récord mundial ha sido para el cuarteto USA, mujeres, del 4×100 metros estilos, que se ha impuesto claramente con 3,51″55 (Kathleen Baker 58″54, Lilly King 1,04″48, Kelsi Worrell, 56″30, y Simone Manuel 52″23), por delante de Rússia, 3,53″38, rècord de Europa (con unos magníficos 1,04″03 de Yuliya Efimova en el tramo de braza), mientras Australia ganaba el bronce con 3,54″29, con Canadá cuarto, 3,54″86.

Del resto de pruebas, el norteamericano Chase Kaliz ha conseguido el doblete en las pruebas de estilos al imponerse en esta jornada final en los 400 metros, con nuevo récord de los Campeonatos, 4,05″90, dominando desde los primeros metros al húngaro David Verraszto y al japonès Daiya Seto, aunque la final no se ha roto realmente hasta el tramo de braza, donde la superioridad del norteamericano ha sido decisiva, para imponerse claramente al húngaro, 4,08″38, y al japonés, 4,09″14, con el británico Max Litchfield cuarto, 4,10″62.

A sus 32 años, el francés Camille Lacourt ha terminado honrosamente una bella carrera deportiva (dos oros y una plata mundiales, hoy en su quinta final), al imponerse claramente en los 50 metros espalda con unos buenos 24″35, a otros dos ilustres veteranos, el japonés Junya Koga, 30 años, 24″51, y al norteamericano Matt Grevers, tambien 32 años, 24″56, con el otro francés, Jeremy Stravius, 29 años, cuarto en 24″61. Es el tercer titulo consecutivo para el francés, que pospuso su retirada de la natación, después de Rio-2016, precisamente para intentar conseguir este tercer título.

Tercer oro para la sueca Sarah Sjöström, que se ha impuesto en los 50 metros crol con excelentes 23″69, a solo dos centésimas de su reciente récord (23″67 en las semifinales), aunque no lo ha tenido fácil, ya que no se ha podido despegar de la holandesa Ranomi Kromowidjojo hasta los últimos metros, 23″85, mientras la norteamericana Simone Manuel han sido tercera, 23″97, demostrando que no es una velocista pura, por delante de la danesa Pernille Blume, campeona olímpica en Rio-2016, pero que hoy no ha podido con sus rivales.

Los 1.500 metros crol han sido, como ya se esperaba, para el italiano Gregorio Paltrinieri, que revalida su título del 2015, aunque no lo ha tenido fácil con el ucraniano Mykhailo Romachuk, que, como en las eliminatorias, se ha emparejado con el italiano hasta los 1000 metros, pero así como en las eliminatòries el italiano se dejó acompañar hasta el final, e incluso, se dejó ganar por el ucraniano, ahora, lógicamente, no estaba para ninguna concesión, y a partir del kilómetro ha aumentado ligeramente su ritmo, cogiéndole a su rival un par de segundos de ventaja que han sido suficientes para conseguir su segundo título con unos excelentes 14,35″85 (no muy lejos del récord mundial del chino Yang Sun, 14,31″02 en agosto del 2012), por 14,37″14 del ucraniano, mientras el  australiano Mack Horton ha sido tercero, 14,47″70, por delante del otro italiano, Gabriele Detti, cuarto con 14,52″07.

Y, ya para terminar, victoria del 4×100 metros estilos hombres del cuarteto USA, 3,27″91 (a solo 63 centésimas de su récord mundial, 3,27″28 de agosto del 2009), por delante de la Gran Bretaña, 3,28″95, con Rusia tercera, 3,29″76 (con un gran relevo de crol de Vladimir Morozov en 46″69), y Japón cuarto, 3,30″19, que ha perdido el bronce precisamente por “culpa” del ruso.

Tagged with:

Guillem Alsina Soto

Ex nadador del Club Natación Barcelona, fue internacional con la selección española, cuatro veces campeón de España de 100 y 200 m braza, medalla de plata de los Juegos del Mediterráneo en Beirut 1959 y participante en los Campeonatos de Europa de Budapest 1958 y en los Juegos Olímpicos de Roma 1960

Te recomendamos

Deja tu comentario

Síguenos en

App para Android

Contacto

redaccion@diariofotofinish.com
Deporte masculino y femenino más allá del fútbol